Visas EB-5

Las visas EB-5, también llamadas visas de inversión, permiten que aquellos que estén dispuestos a invertir una cantidad significativa de dinero en los Estados Unidos se conviertan en residentes permanentes legales (u obtengan un «green card»).

Visas EB-5

Las visas EB-5, también llamadas visas de inversión, permiten que aquellos que estén dispuestos a invertir una cantidad significativa de dinero en los Estados Unidos se conviertan en residentes permanentes legales (u obtengan un «green card»). Hay muchos requisitos para esta visa, tanto en elegibilidad como en el tipo y la cantidad de inversión que realiza. En Poarch Thompson Law, podemos ayudarlo asesorar la situación para que puedas cumplir con estos criterios, informarle sobre programas que pueden reducir la cantidad que necesita invertir y ayudarlo a través del proceso de visa de inversión EB-5.

¿Quién es elegible?

Para ser elegible para la visa de inversión EB-5, generalmente debe:

  • Invierta la cantidad mínima de un millón de dólares (hay excepciones)
  • Realice la inversión en una nueva empresa comercial o a una empresa existente que cumple ciertos requerimientos 
  • Crea diez empleos a tiempo completo
  • Ser capaz de poder demostrar que obtuvo los fondos de inversión por medios legítimos

Una vez que tengo una Residencia (o «green card») EB-5, ¿cómo solicito la eliminación de las condiciones?

Si recibió una residencia (o «green card») condicional como solicitante EB-5, debe presentar una solicitud para eliminar las condiciones antes de la fecha límite de dos años. USCIS querrá asegurarse de que haya seguido cumpliendo con sus obligaciones comerciales en los siguientes dos años. Si elimina con éxito las condiciones, se le otorga el «green card» de diez años y puede solicitar la naturalización si lo desea. Vas a necesitar un abogado para asistirte con este proceso complicado. 

 

201 S. College Ave, Salem VA 24153
(540) 387-1005

Aviso legal

Los resultados del caso del cliente dependen de una variedad de factores únicos de cada caso. Los éxitos pasados no predicen ni garantizan éxitos futuros.